El pollo de “Gordon Ramsey” para los domingos

¿Qué comida de domingo hay más clásica que el pollo asado? ¿Y cómo vestir un pollo de domingo?

A estas dos preguntas da respuesta mi gran amigo Gordon Ramsey, que últimamente es mi indispensable en la mesita de noche. Este genio tiene rectas clásicas, de todo el mundo pero clásicas, con su toque personal, casi siempre hierbas fresca, secas, especias… Y con ideas tradicionales pero renovadas.

pollo_gordonramsay_domingo_2

pollo_gordonramsay_domingo_3

pollo_gordonramsay_domingo_4

pollo_gordonramsay_domingo_5

Recetas clásicas con su toque personal

Por ejemplo hacer un delicado vestido al pollo entre la carne y la piel, y por si fuera poco rellenarlo de garbanzos a los que les va muy bien un ligero aderezo de aceite y pimenton, que para darle un poco de aire fresco a la receta, nos servirán de guarnición en lugar de las clásicas patatas.

Ingredientes:

  • Un pollo de corral
  • Un bote de garbanzos cocidos
  • 50 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • Un manojo de estragón
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Una cucharadita de cominos molidos
  • Una cabeza de ajos
  • La ralladura de un limón
  • El zumo de un limón
  • Un limón
  • Un chorro de vinagre balsámico
  • Sal

Preparación

1. Precalentar el horno a 180ºC.

2. Lavar en abundante agua el bote de garbanzos, escurrir y condimentarlo con el comino, el pimentón, sal, el zumo y la ralladura de un limón, remover y reservar

3. Con la mantequilla en pomada, picar el estragón y hacer una pasta.

4. Salpimentar el pollo, por dentro y por fuera. Colocar el pollo con la pechuga hacia arriba, con mucho cuidado, meter la mano entre la piel y la carne, separándola sin romperla. Meter la mantequilla, y masajear de manera que la mantequilla forme una fina capa por toda la pechuga, haciendo así el vestido de domingo para el pollo.

5. ¡Lo siento pero esto no se puede decir de otra manera! Con ayuda de una chuchara meter todos los garbanzos por el culo del pollo, no contentos con esto le meteremos también el otro limón, ¡pobre pollo!

6. Partiremos la cabeza de ajos a la mitad en sentido horizontal, (ajo rústico es como se llama a la cabeza de ajos cortada de esta manera), con esas cabezas formaremos una cuña, donde apoyaremos nuestro pollo con la pechuga hacia arriba, untaremos la pechuga con aceite para que no se queme.

7. En el fondo de la fuente echaremos un vaso de agua y el chorro de vinagre balsámico.

8. Horneamos a 180ºC durante una hora y media.

9. Para servir, trinchamos el pollo y reservamos. Sacamos los garbanzos y los colocamos en una fuente, con la carne del ajo rústico y del limón, hacemos un puré chafándolos con un tenedor, y se lo añadimos a nuestros garbanzos, removemos bien y servimos como guarnición con el pollo.

Comments are closed